Hace poco, tuve que pedir un préstamo personal para poder pagar los 1.685 € que nos iba a costar el tratamiento dental de mi mujer, la verdad es que no me cabe en la cabeza que este tipo de tratamientos no estén dentro de la Seguridad Social, tanto por el dinero que cuestan, como por la poca profesionalidad que ofrecen muchos dentistas, y las vueltas que tienes que dar para encontrar alguien de confianza. Pero bueno, ese es otro tema…

Mi préstamo yo lo pedí en ING Direct. Era un préstamo que ya tenía preconcedido y con un plazo y tipo de interés que me gusto más, que el que pude ver en otros bancos o financieras online. La verdad es que últimamente casi todos los bancos te tientan con dinero, porque siempre te están ofreciendo que cojas algún préstamo, pero ahí es donde quiero entrar. En ofreceros una comparativa de préstamos personales online que pueda ahorraros dinero, ya que si algo he aprendido, es que vale la pena comparar entre varios préstamos antes de decidirse a firmar nada:

Comparativa de préstamos personales online más baratos

Préstamos Características Ver más
Préstamo personal Bigbank
bigbank
Importe: de 500 € a 15.000 euros
Plazo mín: 6 meses
Plazo máx: 6 años
Solicitar
Crédito Gratis de Vivus
prestamo vivus 300 euros gratis
Importe: desde 50 € a 900 €
Plazo mín: 7 días
Plazo máx: 30 días
fle1300€ gratis para nuevos clientes.
Solicitar
Créditos rápidos Monedo Now
monedo_tab
Importe: desde 500 € a 5.000 €
Plazo mín: 3 meses
Plazo máx: 3 años
Solicitar

Utilizando el comparador de prestamos personales

He utilizado muchos comparadores de préstamos personales online para encontrar los créditos más baratos y poder ofrecértelo. Me he fijado en parámetros, como que tengan el tipo de interés más bajo, las menores comisiones posibles, que no te obliguen a cambiar de banco, ni a contratar seguros y que los intereses por demora no sean abusivos. Así que no dejes de mirar los resultados que hemos obtenido.

Comparativa de minicréditos personales

Los mini créditos o mini préstamos online, están diseñados para ofrecernos una pequeña financiación de forma rápida, cuya cantidad solicitada generalmente irá desde los 50 a los 900 euros. Debido a que las cantidades de dinero que suelen concederse son pequeñas, las condiciones que nos piden son menores que en préstamos más grandes, lo que hace que la gestión pueda hacerse totalmente online y sin apenas necesidad de envolverse en papeleos.

twineroHasta 600€

  • Te aceptan si estas en ASNEF, con una sola deuda, inferior a 2.000€.
  • Un primer préstamo de 300€, el segundo 450€ y siguientes hasta 600€.
  • Puedes devolverlo en un plazo de 7 a 30 días.
  • Coste por 100€ a 30 días: 35€
Solicitar
creditocajeroHasta 900€

  • Por estar en ASNEF no te excluyen de concederte el minicrédito.
  • La primera vez, puedes pedir: 50 a 300€. La segunda vez: 900€.
  • Plazo de amortización de 5 a 31 días.
  • Coste por 100€ a 30 días: 36,95€

Solicitar

¿Qué son los préstamos personales?


Préstamos onlineLos préstamos personales, y en este caso los que se piden y conceden online. Nos van a permitir que obtengamos una cantidad de dinero que solicitaremos en un banco o entidad que tenga capital privado, pero que en cualquier caso, conlleva la obligación de devolver el total del capital más los intereses de la operación, y los gastos de la misma.

La definición de préstamos personales, está muy clara en la documentación que aporta el Banco de España, y de ella se puede extraer que: “su nombre deriva de su principal característica, la garantía personal”. Ya que las entidades de crédito no piden una garantía concreta, para concederlos. Pero si llevan implícito el concepto de la cobertura del pago, que se hará tanto con los bienes presentes del deudor, como con los futuros.

Puede entenderse aún mejor si nos fijamos en los préstamos hipotecarios, donde a diferencia de los créditos personales. Si se estaría estableciendo una garantía concreta, que en este caso sería el inmueble que finalmente se obtendría mediante el capital del préstamo, que nos está dejando la entidad bancaria.

Los préstamos personales destinados al consumo (viajes, comprar un coche, amueblar la casa, hacer reformas…) son los que habitualmente más se solicitan, su mayor característica además de la de estar destinada a bienes de consumo y conseguir dinero extra, para gastos imprevistos, es la de demandar cantidades de dinero moderadas (De 1.000 a 30.000€). Otra de sus ventajas y características es la de necesitar de poca documentación y papeleo, para formalizar la operación, lo que lo convierte en un producto financiero muy demandado entre las familias.

Cuanto dinero necesitas?
  • Préstamo de 6.000 euros
  • Crédito de 10.000€

Características de un crédito personal al consumo

Teniendo en cuenta lo anteriormente descrito. A continuación voy a tratar más en profundidad cuales son las condiciones más habituales que podemos encontrarnos cuando hablamos de los préstamos personales:

  1. En las cifras de solicitud de estos productos financieros, figuran cantidades no muy elevadas (De 1.000 a 30.000€).
  2. El plazo de amortización ha aumentado en los último años, y se sitúa entre los 2 y 10 años como máximo.
  3. En caso de impago, y al tratarse de una garantía personal. Tanto el cliente que ha recibido el dinero, como el avalista que avale la operación, deberán afrontar el pago con sus bienes presentes y futuros.
  4. Para devolver el dinero que nos han prestado, generalmente pagaremos los intereses, más una parte del capital, en forma de cuotas mensuales.
  5. El tipo de interés aplicado puede ser fijo o variable. De ser el segundo caso, es la entidad bancaria quien revisará el tipo del préstamo en determinados plazos, generalmente una vez al año o cada seis meses.
  6. Los plazos de amortización varían dependiendo del monto que hayamos solicitado. Si escogemos un plazo corto de tiempo para devolverlo, tendremos unas cuotas mensuales más altas y a un plazo de amortización más largo, el préstamo tendrá unas cuotas menores.

Para tramitar los préstamos personales el plazo suele durar varios días, ya que la entidad bancaria debe asegurarse de que podamos hacernos cargo de los pagos. La ventaja de los préstamos personales online es que podemos pedirlos sin la necesidad de hacer mucho papeleo, desde la comodidad de casa, con el ordenador o el teléfono, y con un tiempo de concesión más rápido.

Es cierto que frente a otras formas de financiación como los préstamos hipotecarios, nos encontramos ante un coste mayor, pero es mucho menor si lo comparamos con otra forma de financiarnos, como pueden ser las tarjetas de crédito.

Comparativa de prestamos hipotecarios

Comparar préstamos personales o hipotecarios, viene a ser lo mismo. Aunque en el caso de la hipoteca estamos avalando la operación con la propia vivienda, las características y condiciones en las que nos hemos de fijar, son las mismas:

  • Comparativa de intereses bancarios.
  • Comparar las comisiones de apertura, estudio, amortización y cancelación.
  • Comprobar que no nos obliguen a contratar productos como tarjetas o seguros.
  • Ver que tipo de penalizaciones hay, si nos demoramos en el pago de las cuotas.
  • Una vez contemos con al menos tres ofertas, es el momento de negociar.

Cualquiera de estas características es la diferencia entre un préstamo caro y uno barato, así que vale la pena dedicarle algo de tiempo.

Diccionario de términos, sobre préstamos personales


El lenguaje técnico que se utiliza en los contratos de los préstamos personales en ocasiones pone difícil su total comprensión, por eso he decidido crear este pequeño diccionario de términos relacionados con este producto para el consumo. Desde webprestamospersonales.es hemos decido echarte una mano con el lenguaje técnico que generalmente se usa en el mundo financiero, así que gracias a estas definiciones te será más fácil interpretar cualquier contrato que, en este caso, tenga que ver con préstamos personales online:

  • Aval: una figura que se utiliza para garantizar el pago de la deuda con la entidad financiera. El avalista es quien avala la operación y quien se hará cargo del préstamo en caso de impago, por parte del prestatario.
  • Prestamista: es la persona, entidad bancaria o empresa de capital privado que nos ofrece financiación en forma de dinero.
  • Prestatario: es quien recibe el préstamo personal y quien tiene la obligación de devolverlo.
  • ASNEF: es el fichero de morosos más importante de España. Las entidades de crédito, bancos y cajas, informan de cualquier deuda, para que se incluya al deudor en este fichero.
  • RAI: es otro fichero de incumplimiento de obligaciones dinerarias, donde puedes encontrarte incluido si incumples cualquier pago.
  • Tipo de interés: es la cantidad de dinero que el prestatario o deudor, deberá abonar al prestamista en concepto de retribución por el capital que se ha recibido a crédito.
  • Comisiones: son todas aquellas cantidades que nos van a cobrar las entidades por concedernos sus préstamos personales.
  • Plazo: es el plazo de devolución del dinero, y por lo tanto el tiempo durante el cual estará vigente la deuda.
  • Cuota: los préstamos personales han de devolverse en cuotas, que pueden variar en el tiempo. Pudiendo ser mensuales, trimestrales, anuales, etc. Las cuotas se componen de intereses, más capital. Pero también puede acordarse una carencia de interés o de capital.
  • Carencia: puede ser una carencia total, y en ese caso disfrutaremos de un plazo de tiempo en el que no se pagarán las cuotas. O puede tratarse de una carencia parcial, en la que sólo paguemos capital o intereses.
  • Amortización: es cuando pagamos una parte de los préstamos personales antes del plazo de amortización que habíamos firmado. En caso de amortización total, estaríamos adelantando el total del préstamo.

Mi consejo es que nunca te quedes con una duda al leer el contrato, antes de firmar debes tenerlo todo claro y entender todos los conceptos. Cualquier duda que tengas sobre los préstamos personales, ha de ser aclarada por la persona que te lo ofrezca, de esa manera evitarás sorpresas desagradables como incurrir en deudas o tener que pagar gastos, de los que no te habías percatado.

Una vez que hayas firmado el préstamo personal, estarás aceptando todas las obligaciones del mismo, así que no tengas miedo de preguntar sobre cualquier duda que tengas y asegúrate de que todo lo prometido y dicho por el prestamista, coincide también con lo que puede leerse en la clásica letra pequeña.

¿Para que pueden utilizarse los préstamos personales online?

La finalidad de un crédito y su uso, es muy amplia. La mayoría de entidades bancarias no piden unos requisitos concretos (factura, presupuestos) para utilizarlos en uno u otro fin. Pero si hay entidades de crédito, como algunos bancos o cajas que ofrecen préstamos personales que se especializan en determinadas finalidades y esos usos más comunes, son los que veremos a continuación:

Créditos personales para estudiantes: si te has propuesto estudiar o ampliar tus estudios, habrás comprobado que cada vez resulta más caro pagarse la matrícula, los gastos del viaje o el alojamiento. Por esa razón las entidades están en disposición de ofrecernos este tipo de productos para sufragar los gastos de la universidad, pagarse un máster, un postgrado, un doctorado o acceder a la opción de los préstamos personales para un viaje de estudios, que tanto hacen por mejorar los idiomas y ampliar el horizonte profesional.

Préstamos personales online para viajes: viajar, más que parte del ocio, muchas veces se convierte en una necesidad, pero no siempre contamos con los ahorros necesarios para pagarnos un viaje al extranjero, y el gasto que conllevan los billetes de avión, el alojamiento, las comidas y seguramente las compras que haremos. Así que cuando necesitamos financiar un viaje, nada mejor que los créditos personales online.

Préstamos personales para reformas en la vivienda: poner parquet, arreglar la cocina o cambiar el baño, son necesidades que todas las familias tienen tarde o temprano y no siempre contamos con el dinero en metálico que nos permita pagar estas reformas del hogar. Así que también en este caso, los bancos tienen préstamos personales online para financiarnos una nueva cocina o tirar unos tabiques, ya que en este caso, se trataría de sumas de dinero son más elevadas (entre 10.000 y 60.000 euros).

Créditos personales para comprar un coche: sin lugar a dudas son uno de los préstamos personales que todas las entidades ofrecen actualmente, su finalidad es la de adquirir el vehículo que necesites, con plazos de amortización que pueden llegar hasta a los 10 años y cantidades que no superan los 80.000 €.

Préstamos online para una celebración: los gastos de una boda, una comunión, un cumpleaños o una reunión familiar, pueden llegar a ser muy altos. Pero con los préstamos personales online podemos tener un acceso, bastante fácil, a ese dinero que nos hace falta.

Créditos personales para problemas de salud: los imprevistos más graves y que difícilmente pueden aplazarse, son los relacionados con los tratamientos médicos. Todo lo relativo a dentistas u oculistas suele ser muy caro, y no siempre contamos con ahorros suficientes, pero hay varios bancos y empresas financieras que ofrecen créditos personales y préstamos online para este tipo de tratamientos.

Préstamos online para comprar tecnología: la compra de un teléfono móvil, una tablet, una televisión o un ordenador portátil se ha convertido hoy en día, en algo más que en una necesidad, ya que muchos de estos elementos son necesarios para desarrollar nuestra jornada laboral. Y de ahí que sean una de las finalidades más comunes de los préstamos personales online, que en este caso demuestran ser muy prácticos. Ya que nos permiten devolver el dinero poco a poco.

Como puedes ver, la utilidad de los créditos personales es bastante extensa y pueden usarse para financiar los gastos de cualquier imprevisto, o aquellos de fechas señaladas como navidad, semana santa, vacaciones de verano o un viaje para desconectar del trabajo. Conseguir liquidez en determinadas fechas, se convierte en algo imprescindible, y para eso existen productos como los mini préstamos online, que nos ofrecen importes bajos que podremos reembolsar en un corto plazo de tiempo.

En general, puedes utilizarlos para cualquier uso, aunque como hemos visto, hay préstamos personales que únicamente están destinados a una finalidad, y solo podremos usarlos para financiar un objetivo o plan concreto. Por ejemplo si pedimos un préstamo coche o un crédito para estudios, deberemos presentar la documentación con los gastos, la factura o el presupuesto, y el dinero solo podrá usarse para esa finalidad.

¿Puedo conseguir un préstamo personal sin tener domiciliada la nómina?

Sí que puedes conseguirlo, pero debes demostrar que tienes unos ingresos regulares, que te permitirán devolver el préstamo en el plazo que has firmado. Tus opciones de conseguir préstamos personales aumentan si tienes una nómina y además la domicilias en la entidad, pero también puedes recibir el dinero que necesitas si mensualmente percibes unos ingresos suficientes, y el préstamo no supera tu nivel de endeudamiento.

Si tus ingresos son bajos, y no se acercan a lo que podría ser un salario mínimo, la operación se complica. Ya que difícilmente podrás devolver el dinero en el plazo asignado, y en ese caso entraría en juego la figura del aval, cuya garantía si nos permitiría seguir adelante con la operación. Así que todo va a depender de cual es nuestro nivel de ingresos, de ello dependerá que podamos pedir préstamos personales sin nómina y nos terminen dando el importe solicitado, o cancelen la operación:

  • Con la pensión: gracias a este dinero que ingresamos de forma periódica en nuestra cuenta, la mayoría de prestamistas estarán dispuestos a concedernos un crédito personal. Pero el monto que podremos pedir, siempre irá ligado a lo que ascienda nuestra pensión.
  • Siendo autónomo: si somos autónomos, lo tenemos algo más difícil. Ya que todo el mundo sabe cuan frágil es la situación laboral de un autónomo, y por esa razón, los prestamistas suelen pedir toda la documentación donde figuren nuestros ingresos. En algunos casos nos pedirán incluso que entreguemos las tres últimas declaraciones de Hacienda, pero lo normal es que nos pidan la última declaración trimestral de ese año y la última declaración de la renta.
  • Teniendo subsidio por desempleo: si cobras la prestación por desempleo u otra clase de subsidio, no vas a poder conseguir créditos personales de un gran importe, pero si te pueden conceder minicréditos superiores a 1.000 €. Si tus ingresos te permiten hacer frente a los pagos, desde la entidad te van a pedir que domicilies la prestación, además de verificar que no te encuentres en ningún fichero de morosos.

¿Puedo solicitar préstamos personales con ASNEF?

Hay muchas empresas privadas que sí los conceden. Pero aunque hay diversos prestamistas privados que aprobarán nuestra solicitud, lo cierto es que las opciones de que nos concedan préstamos personales, cuando nos encontramos en ficheros como ASNEF, RAI o EXPERIAN, se ven bastante reducidas.

Aunque estas empresas entienden que el riesgo de enfrentarse a un impago es más alto, si que existen compañías dispuestas a ofrecernos créditos personales con ASNEF. Por lo general las personas que mayores opciones tienen, son las que no han acumulado deudas superiores a los 1.000 € y que no tienen el origen en algún banco. Por lo general, no necesitas el respaldo de un avalista, pero si quieres conseguir alguno de estos préstamos personales online, debes demostrar que tienes unos ingresos periódicos que te permitirán devolver el crédito en el plazo acordado.

Si planeas una gran obra en casa, pagar elevadas deudas de la tarjeta de crédito o liquidar algunas cuotas de la hipoteca. Debo subrayar, que la gran mayoría de empresas que conceden créditos personales con ASNEF no te lo van a dar, ya sea por tratarse de importes demasiado elevados o por ser deudas que tienen origen en las entidades financieras.

Si se trata de alguno de estos últimos casos, lo más probable es que te pidan una garantía de cobro, y para ello seguramente necesites recurrir a un préstamo con garantía hipotecaria. Los “préstamos coche”, son también otro de los métodos más utilizados en estos casos, donde existe una deuda pendiente, ya que nos va a permitir obtener mayores sumas de dinero, sin tener que hacer tanto papeleo para justificar la operación y sin que se nos complique por estar en ASNEF.

De cualquier forma siempre se debe analizar rigurosamente la operación, ya que si no somos capaces de hacer frente a los pagos, podemos perder el coche o la casa que pusimos como garantía. Casos que vemos continuamente en televisión y que son una desgracia para muchas familias.

Estas ofertas también pueden interesarte:

Buscar en esta web

Recent Posts