Cancelación de préstamos personales

La cancelación de préstamos personales se está convirtiendo en una auténtica odisea para muchos titulares de este tipo de préstamos con empresas de intermediación que poco o nada tienen que ver con las entidades financieras tradicionales, como pueden ser bancos o cajas.

Según la Unión de Consumidores de España, el número de quejas interpuestas contra estas entidades por dificultar la cancelación de préstamos personales aludiendo a los contratos firmados, a pesar de haber modificado las condiciones con los propios clientes, se han incrementado de manera exponencial en los últimos años.

El problema, según la UCE, radica en que todas estas modificaciones de condiciones en los préstamos se están realizando de manera verbal, sin que haya ninguna firma documental de por medio, lo cuál está produciendo la indefensión legal de los titulares que buscan la cancelación de préstamos personales al tener que atenerse a condiciones diferentes de las pactadas.

El problema se inicia, sin embargo, en el momento de la firma contractual del préstamo personal, ya que los prestatarios, en su afán de conseguir el dinero de manera rápida, eluden el comprobar con detenimiento todas las condiciones que firman, y luego se tienen que someter a dicho articulado, con todo lo que ello supone a la hora de la cancelación de préstamos personales.

De cualquier forma, la UCE recomienda a todos los consumidores el utilizar siempre los canales de crédito habituales ya que garantizan servicio y sometimiento a condiciones pactadas, al venir supervisados por el Banco de España. Sin embargo, en momentos de necesidad, y en un escenario en el que el grifo del crédito está totalmente cerrado en estos cauces tradicionales, los consumidores no pueden más que aferrarse a cualquier alternativa que se les presenta.

La única solución que se les plantea a todas estas personas que se encuentran con problemas a la hora de la cancelación de préstamos personales es la de reclamar en las oficinas de consumidores de sus respectivas regiones, de forma que si el número de quejas es elevada, éstas puedan ejercer su derecho ante las autoridades competentes, consiguiendo así una mejora del ambiente financiero en general.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search