Habrá sequía de crédito hasta que termine el proceso de fusión de las Cajas

Una de las principales lacras de la actual crisis económica viene determinada por el proceso de fusión de las Cajas de Ahorros que está provocando que la sequía de crédito que la crisis por sí misma podía provocar se esté viendo incrementada de manera exponencial debido a que las entidades se están centrando en reorganizar sus procesos operativos antes que intentar comercializar sus productos crediticios.

Por ello, la concesión de préstamos personales y créditos a los trabajadores autónomos se encuentran bajo mínimos, lo cuál está impidiendo la dinamización general de la economía, ya que no se consigue obtener consumo de largo plazo ni proyectos de inversión de los autónomos que puedan redundar en un beneficio genérico para la sociedad en su conjunto.

De esta manera, los autónomos se están viendo ahogados por un claro proceso estrangulamiento que viene de ambas partes. Por un lado, las administraciones públicas están retrasando los pagos de los servicios ofrecidos por estos trabajadores autónomos, con lo que los ingresos que reciben no son tan elevados como deberían por su labor empresarial, mientras que por otro lado, necesitan pagar a sus proveedores.

Se encuentran entonces los autónomos con unas deudas pendientes a las que no pueden hacer frente como consecuencia de los impagos de entes públicos, unos retrasos que antes podían ser sufragados a través de las líneas de crédito, pero que ahora hacen que muchos autónomos tengan que cerrar sus negocios por no poder hacer frente a estos pagos.

Y lo mismo sucede con los particulares, condenados a tener que ahorrar hasta el último céntimo para poder realizar sus grandes compras, lo cuál retrasa el consumo y hace que los autónomos tengan más problemas aún, con lo que todo se encuentra interrelacionado de manera directa y hace que el barco siga claramente a la deriva.

Habrá que esperar, por tanto, a que las fusiones de las Cajas terminen definitivamente y a que surjan las nuevas entidades financieras con la fuerza suficiente como para hacer frente al futuro más inmediato, si queremos que entre todos consigamos dinamizar la actual situación económica, porque de otra forma estamos condenados a perpetuar la crisis.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search