Intereses en préstamos bancarios

Los intereses en préstamos bancarios son la esencia del concepto financiero de préstamo y aquello en lo que el cliente debe de fijarse con mayor atención, porque determina el exceso de dinero que tendrá que devolver a la entidad financiera sobre el dinero que recibió originalmente.

Estos intereses se determinan principalmente sobre la base del riesgo de la operación para la entidad financiera, de forma que a mayor riesgo se aplica un mayor interés, y a menor riesgo se fija un interés menor. Siguiendo esta argumentación, el préstamo con menor riesgo para las entidades financieras es el préstamo hipotecario, ya que la vivienda sobre la que se formula la hipoteca sirve de garantía de pago, mientras que los préstamos con mayor riesgo son los préstamos personales.

Por ello, los intereses en préstamos bancarios son siempre superiores en los préstamos personales que lo que puedan ser en los préstamos hipotecarios.

Por otro lado, hay que conocer bien la diferencia entre Tasa de Interés Nominal y la Tasa Anual Equivalente. Generalmente, los intereses en préstamos bancarios se publicitan en término de Tasa de Interés Nominal (TIN), para que resulten más atractivos para los clientes, y luego se anuncia, siempre en letra más pequeña, la Tasa Anual Equivalente (TAE).

La principal diferencia entre ambos conceptos es que la segunda, la TAE, refleja los gastos que el préstamo acarrea para el cliente, con lo que es una figura más cercana a la realidad de lo que finalmente acabará pagando el prestatario que lo que pueda serlo el TIN.

Además, a la hora de poder comparar los intereses en préstamos bancarios entre diferentes entidades de crédito siempre habrá que fijarse en el valor de la TAE en lugar del TIN, porque el segundo porcentaje no indica la realidad del préstamo, mientras que el primero sí.

Y se trata de una diferencia importante porque los intereses en los préstamos bancarios pueden variar mucho de unas entidades a otra, encareciendo sobre manera unos préstamos con respecto a otros, o convirtiendo algunos préstamos en verdaderos chollos financieros para aprovechar.

Una diferencia que se puede utilizar a favor del cliente a la hora de comparar los intereses en los préstamos bancarios gracias a Internet, porque todas las ofertas se encuentran a un click de distancia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search