La deuda de las familias crece en 2010

Según ha publicado el Banco de España esta semana, la deuda de las familias ha vuelto a incrementarse en este pasado año 2010, tras un 2009 positivo, con una contracción en la misma, lo cuál hacía augurar una recuperación más rápida y relajada.

Concretamente, el valor de la deuda privada de las familias españolas quedó fijada en 2010 en los 957.706 millones de euros, lo que supone un 95,77% del PIB, y un incremento del 1,1%, con respecto al año anterior, que tiene un doble valor si tenemos en cuenta que en 2009 se produjo un retroceso en la deuda.

Los analistas de mercado achacan este incremento en la deuda al adelantamiento que han realizado los compradores de sus procesos de inversión hipotecaria, debido al incremento del IVA, producido a mediados de 2010, y la eliminación de la desgravación fiscal, desde el 1 de enero de 2011.

El problema principal es que la deuda privada ha sido una de las causas fundamentales de la actual crisis financiera, ya que esta deuda estaba referenciada, en su inmensa mayoría, al valor hipotecario, lo cuál era positivo cuando la burbuja inmobiliaria estaba en auge y el precio de los pisos seguía subiendo, pero que es una catástrofe ahora que el precio de los pisos se encuentra por los suelos.

Por el lado positivo, los ahorros en activos financieros (inversiones en bolsa, depósitos, etc.) se incrementaron durante el año 2010 en un 0,56%, lo cuál palía ligeramente el dato negativo de la deuda, situándose en los 1,772 billones de euros, y dejando la riqueza neta, ahorro menos deuda, en 814.985 millones de euros.

El Banco de España prevé que este año 2011 será un año de mantenimiento, o, en todo caso, de reducción de la deuda, con una ligera subida a partir de 2012, una vez concluido el proceso de ajuste entre la oferta y la demanda inmobiliaria, que todavía se encuentra muy lejos del punto de equilibrio.

Por último, el elevado grado de endeudamiento privado de una sociedad provoca un estado de apalancamiento del que es difícil escapar en un momento de crisis, y es lo que está provocando que se esté tardando más en escapar de la parálisis económica.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search