La tasa de morosidad se dispara en julio hasta el 6,94%

La tasa de morosidad que sufren las entidades financieras, cifra fundamental para poder calibrar su voluntad de concesión de nuevos créditos y préstamos personales, se disparó en el mes de julio hasta el 6,94%, según los datos que publicó esta semana el Banco de España, lo que supone el valor más alto de este indicador desde febrero de 1995 (6,98%), justo en el momento en el que España estaba siendo asolada por otra gran crisis económica.

Este valor supone un incremento de 0,5 puntos porcentuales con respecto al valor de la tasa de morosidad del mes de junio, 6,42%, aunque esa diferencia se reduce por la revisión de esta tasa que hizo el Banco de España al presentar los datos de julio, dejando el valor de junio en el 6,69%.

En junio se había producido una ligera mejoría de la tasa de morosidad que había hecho cobrar esperanzas a alguno sectores, aunque los analistas económicos rápidamente se apresuraron a eliminar este optimismo sobre la certeza de que las entidades financieras “maquillan” los datos del último mes de cada trimestre para presentar datos trimestrales en beneficios, posponiendo el reconocimiento de créditos de dudoso cobro hasta el mes siguiente.

El volumen total de créditos de dudoso cobro reconocido por las entidades financieras españolas ascendió a los 124.717 millones de euros, contra los 121.618 millones de euros del mes anterior, en todo caso muy por encima de la barrera psicológica de los 100.000 millones de euros.

Por otro lado, si se realiza una comparación interanual, la situación es aún peor, ya que en julio de 2010 la tasa de morosidad soportada por las entidades financieras se situó en el 5,47%, por lo que en apenas un año se ha experimentado un incremento de casi un punto porcentual y medio, comparativa que se recrudece si analizamos la evolución que se ha producido desde el comienzo de la crisis, ya que desde finales de 2008 hasta hoy se ha producido un incremento de la tasa de morosidad de tres puntos porcentuales y medio, claramente inasumible para el sector financiero.

¿Y tú? ¿Consigues pagar las cuotas de los préstamos? Como en todo caso, supongo que eso depende que si estás o no en situación de desempleo.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search