Los préstamos preconcedidos

A la vez que los préstamos personales están en claro retroceso han comenzado a aparecer con fuerza los préstamos preconcedidos, que siempre han estado dentro del panorama financiero español, pero que ha sido ahora, con la explosión de la crisis de manera global, cuando han comenzado a cobrar fuerza, ofreciendo a los ciudadanos y a las empresas una nueva fuente de financiación.

Pero, ¿qué son los préstamos preconcedidos?

Cómo su propio nombre indica se trata de préstamos que ya están previamente autorizados por la entidad financiera, y es ésta la que se los ofrece a los ciudadanos y a las empresas. Evidentemente, para poder ser destino de uno de estos préstamos preconcedidos se necesita estar en posesión de un historial crediticio modélico y una solvencia a prueba de bombas, ya que para que el cliente pueda disponer del dinero bastaría con su autorización, vía firma del contrato que le ha sido remitido.

El funcionamiento, por tanto, es al revés del que nos encontramos con los préstamos personales, cuando es el cliente el que acude a la entidad financiera a solicitar un préstamo, mientras que en este caso, es la entidad la que se dirige al cliente con un préstamo ya autorizado para que éste lo tome si así lo desea.

Las entidades financieras consiguen una importante ganancia con este método, ya que los márgenes que manejan en cuestión de tipo de interés son más elevados que en los préstamos personales al uso, por lo que les interesa ofrecérselos a sus clientes, amén de las ventajas que encuentran en términos de devolución de los mismos.

Al tratarse de clientes de reconocida solvencia, no hay dudas sobre posibles impagos, ya que todos los clientes que reciben un préstamo preconcebido es porque han demostrado durante años y años su capacidad de pago, y el dinero que suelen acumular en la cuenta corriente, o en cualquier otro producto o servicio ofrecido por la entidad financiera es suficiente como para cubrir alguna de las cuotas de devolución.

En definitiva, ante las dificultades generales del crédito en nuestro país, las entidades financieras intentan encontrar vías de escape para seguir ganando dinero sin arriesgar. ¿Tú has recibido algún préstamo preconcedido?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search