Préstamos de capital privado

En un escenario económico de creciente morosidad y en el que las familias españolas cada vez tienen más problemas para poder llegar a fin de mes, los préstamos de capital privado se están imponiendo como una de las opciones más plausibles a la hora de obtener financiación que permita resolver problemas económicos puntuales.

Y es que estos préstamos de capital privado tienen la gran ventaja de que son concedidos aún cuando el titular pueda tener problemas al estar incluido en cualquier listado de morosos, lo cuál le dificultaría el obtener un préstamo personal o hipotecario de cualquier otro tipo.

Eso sí, no todo son ventajas, ya que el tipo de interés aplicado en estos préstamos de capital privado está más cerca del de las tarjetas de crédito que del de los préstamos personales, con tipos que superan casi siempre el 20%, con lo que hay que estar muy seguro de las necesidades personales para solicitar este tipo de préstamos.

Los préstamos de capital privado se firman sobre un aval inmueble, para lo que es necesario que la vivienda que sirva de garantía esté libre de cargas, o éstas sean mínimas, ya que en caso de impago la empresa que concedió el préstamo se quedaría con el inmueble que sirvió de garantía.

El capital que se suele prestar en este tipo de préstamos de capital privado suele situarse en un entorno del 35% del valor de tasación de la vivienda, y los trámites burocráticos son realmente sencillos ya que en apenas 72 horas se puede contar con el dinero en la cuenta bancaria del titular.

Se trata, por tanto, de una solución que puede resolver problemas puntuales, pero que no debe de ser utilizada de manera generalizada ya que el elevado volumen de intereses acaba por consumir cualquier opción de recuperación económica del titular. Los préstamos de capital privado pueden servir para resolver una falta de ingresos momentánea ante la llegada de diferentes pagos, pero nunca deberían de utilizarse para pagar las cuotas de otros préstamos, porque entonces se entraría en un círculo muy peligroso.

¿Alguna vez has solicitado un préstamo de capital privado?

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search