Préstamos entre familiares

A medida que la crisis financiera sigue azotando a las familias y que las entidades de crédito siguen con el grifo cerrado, los préstamos familiares aparecen como la única solución plausible para conseguir el avance de la economía, estancada desde hace ya demasiado tiempo.

Los préstamos familiares son los que se conceden entre familia, aunque bien podrían ser también entre amigos, o conocidos, por lo que no interviene ninguna entidad financiera, ni están supervisados por ningún organismo estatal, autonómico o provincial.

La idea es que el dinero se presta de una persona a otra, generalmente a un tipo de interés inferior al que ofertan las entidades de crédito, pero superior al que ofrecen estas mismas entidades para los depósitos, de forma que las dos partes salen ganando con los préstamos familiares, la que recibe el dinero porque paga menos para su devolución y la que presta el dinero porque consigue un interés mayor que a través de un depósito.

Estos préstamos familiares ser formalizan muchas veces mediante acuerdos verbales, aunque siempre es conveniente redactar un contrato firmado por ambas partes para evitar posibles malosentendidos posteriores o problemas a la hora de devolver el dinero.

No hay que confundir, sin embargo, los préstamos familiares con las donaciones familiares. Las segundas suelen ser por cantidades menores y, en muchas ocasiones, no requieren ser devueltas, y si lo son se hace por la misma cantidad que se prestó, sin un tipo de interés aplicado.

Los préstamos familiares, en cambio, funcionan de la misma forma que un préstamo concedido en el circuito financiero tradicional, aunque con menos formalismos y aprovechando la red de protección que supone el conocimiento personal entre las partes.

En tiempos de dificultades económicas este tipo de préstamos abundan cada vez más, ya que ante la imposibilidad de acceder a los canales de crédito habituales los prestatarios se ven en la obligación de recurrir a alternativas para obtener el dinero que necesitan.

Los mayores problemas aparecen, claro está, cuando surgen dificultades para la devolución del dinero prestado porque en ese momento hay que saber diferenciar con claridad entre cuestiones personales y cuestiones monetarias.

One Comment


  1. Diana Bohorquez

    23 Mayo, 2011 at 3:16 pm

    Buenos Dias , solciito el favor de un prestamo urgente de libere inversoion para esta misma semana , que debo hacer ?

    Gracias por su colaboracion

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search